Subiendo Los Estándares: Cómo Car Credit se Distingue de los Demás

julio 31st, 2022 por

Los concesionarios de autos usados no suelen tener la mejor reputación. De hecho, esas cuatro palabras por sí solas a menudo invocan sentimientos de desconfianza y pueden causar escalofríos a algunas personas. Por eso es tan notable que Steve Cuculich, propietario de Car Credit, haya conseguido construir una marca que subvierte completamente estos estereotipos y expectativas del sector de los autos usados. En lugar de sólo otra operación corporativa centrada en nada más que los beneficios, los accionistas, y el aumento de su línea de rentabilidad, Car Credit ha logrado hacer nada menos que un pilar para la comunidad de Tampa Bay. A través de una combinación de prácticas comerciales compasivas y el compromiso de una comunidad muy activa, Steve ha convertido Car Credit en uno de los mayores partidarios de los inmigrantes en la zona, y mantiene un compromiso de apoyo a la comunidad a la que presta sus servicios. Tales prácticas empresariales compasivas y francamente vecinales pueden parecer reliquias casi extinguidas de una época pasada, pero resulta que todavía funcionan, y el Sr. Cuculich ha conseguido construir un imperio automovilístico sobre esta base de compasión e integridad.

 

Un Negocio Basado en la Compasión

Cómo Car Credit se hizo un lugar en el mercado de los autos usados yendo más allá por sus clientes.

Desde el principio, Steve estaba decidido a hacer las cosas de manera diferente a la competencia. Mientras que la mayoría de los concesionarios de automóviles evitan a los compradores con poco o ningún crédito, por temor a que se conviertan en un lastre que pueda perjudicar sus resultados, Steve vio las cosas de manera diferente. Sabía que no se puede juzgar a las personas únicamente por un número, y cuando miraba a esos mismos compradores potenciales, los que tenían poco o ningún crédito a su nombre, miraba más allá del resultado final y veía a las personas. Vio a las personas que luchaban contra una discriminación financiera abrumadora, personas a las que se les había dicho que nunca podrían comprar su propio vehículo o que, si lo hacían, tendrían que aceptar préstamos ridículamente caros y con altos intereses del banco para hacerlo. Cuando Steve vio estas cosas, no sólo vio las graves injusticias que se cometían contra estas personas, sino que también detectó un nicho de mercado sin explotar. En un buen ejemplo de quid pro quo, Steve decidió eliminar a los banqueros de la ecuación y ofrecer a estos clientes con poco o ningún crédito ofertas y préstamos justos en su propio terreno. Al confiar en sus clientes y darles una oportunidad cuando nadie más lo hacía, Steve encontró un rincón del mercado sin explotar, e incluso dio a su empresa el nombre de la decisión de dar crédito a los que no lo tenían.

 

 

Hoy en dia, Car Credit sigue siendo uno de los unicos lugares en el area de Tampa Bay que le dara opciones de prestamos para comprar un auto de calidad a aquellos que sufren bajo el yugo de calificaciones de credito bajas o inexistentes. Este servicio puede resultar especialmente crucial para la población inmigrante de Tampa Bay, muchos de los cuales necesitan vehículos para el trabajo, pero nunca se les dio la oportunidad de construir su crédito antes de emigrar a los EE.UU.

Sin embargo, el enfoque del láser de Car Credit en el servicio al cliente no se detiene al sacar a los banqueros y las empresas de verificación de crédito fuera de los acuerdos de préstamo. También están súper comprometidos a proporcionar a sus clientes vehículos de la mayor calidad posible. Logran este elevado objetivo con un par de ases bajo la manga. La primera de estas armas secretas es un centro de inspección de vehículos de doce islas, donde cada vehículo debe pasar una inspección completa de 21 puntos antes de llegar al lote de ventas. Además de esta inspección de parachoques a parachoques, Car Credit garantiza la mejor calidad del producto mediante un acuerdo de servicio gratuito de dos años a sus ventas. Este acuerdo cubrirá todas las bases de mantenimiento durante los dos primeros años de posesión de su nuevo vehículo. Esto puede incluir todo, desde los cambios de aceite y las inspecciones periódicas de las correas, hasta la sustitución de las pastillas de freno y las bujías, e incluso la afinación del motor. En esta época de problemas en la cadena de suministro, escasez de trabajadores y aumento de los costes debido a la inflación, programas como este acuerdo de mantenimiento de dos años sólo se harán más valiosos con el paso del tiempo.

 

 

El firme compromiso de Car Credit de proporcionar un servicio de la más alta calidad posible se extiende más allá, a casi todos los detalles del proceso de compra de un auto, incluso a grados que ninguna otra empresa empezaría a considerar. Este compromiso supremo con el servicio al cliente incluye incluso detalles como un personal completamente bilingüe, para que ningún cliente tenga que sentirse como una carga o esperar los servicios de un intérprete antes de obtener los detalles de su compra.
Car Credit tiene muy en cuenta la geografía de su negocio a la hora de encontrar formas de atender a sus clientes. Para muchas personas que quieren comprar un auto, sobre todo si va a ser el primer vehículo para toda la familia, incluso llegar a un concesionario puede ser un reto inesperado. Es por eso que Car Credit tiene no uno, sino dos lugares repartidos en el área de Tampa, uno cerca de Raymond James Stadium y otro en el este de Tampa. Esta es sólo otra forma en que Car Credit atiende a sus clientes, en este caso dándoles tantas opciones como sea posible.

 

Compromiso con la Comunidad

Organizaciones sin fines de lucro, asociaciones locales, y alcance comunitario – ¡Madre mía! El compromiso de Car Credit con la gente de Tampa Bay sólo comienza con sus clientes.

 

El compromiso absoluto de Car Credit para servir a la gente de Tampa va mucho más allá de las ofertas y servicios que ofrecen a sus clientes. Hubiera sido fácil para Car Credit seguir el camino trazado por miles de corporaciones hoy en día. Hubiera sido tan simple sólo reservar una pequeña porción de las ganancias para ser donada migaja por migaja a las organizaciones benéficas elegidas, comprando créditos fiscales y puntos de interés comerciales en el proceso. También habría hecho muy poco para cambiar el paisaje de Tampa. El propio hijo de una familia de inmigrantes, Steve simpatizaba con las comunidades de inmigrantes de Tampa que constituían su nicho de mercado, y decidió que Car Credit podía hacer mucho más para ayudar.

En lugar de conformarse con otro fondo de caridad medio olvidado, Car Credit empezó a llegar a organizaciones sin ánimo de lucro específicas de Tampa que marcan verdaderas diferencias en la comunidad inmigrante y más allá. Para ello, Car Credit ha fomentado las asociaciones con notables instituciones locales como Tampa Bay Network to End Hunger (TBNEH) y Gulf Coast Legal Services. Cada uno de estos grupos realiza un trabajo real y positivo para la comunidad inmigrante local. En el caso de los dos ejemplos anteriores, TBNEH proporciona alimentos a quienes luchan por mantenerse a sí mismos y a sus familias, y Gulf Coast Legal ofrece servicios jurídicos con descuento a los inmigrantes que han sido víctimas de delitos en nuestra comunidad.

 

 

Aún no satisfecho con eso, Cuculich ayudó a fundar y sigue financiando una nueva organización sin ánimo de lucro, centrada en orientar a los nuevos inmigrantes hacia los recursos que pueden ayudarles a ponerse en pie y comenzar su nueva vida en los Estados Unidos.

Esta organización sin ánimo de lucro, Nuevo En US, se ha convertido en una de las nuevas organizaciones más populares de Tampa, dedicada firmemente a recopilar los recursos, los beneficios y la ayuda de muchos grupos locales afiliados, todos ellos dedicados a ayudar a los que son nuevos en los Estados Unidos, o “Nuevo En US”. Para ello, su sitio web, https://nuevoenus.org/, sirve como página de directorio, haciendo llegar los recursos y la ayuda a quienes los necesitan. Además, Nuevo En US ha empezado a planificar una serie de actos comunitarios para reunir a la gente, llamar la atención sobre las necesidades de la comunidad inmigrante y mostrar los recursos que se ofrecen.

Aunque ciertamente tiene sentido comercial ayudar a aumentar la prosperidad y la felicidad de la comunidad inmigrante, a la que se dirige gran parte de su negocio, Cuculich y Car Credit han ido claramente más allá del deber de un buen negocio en su intento de marcar una verdadera diferencia en las vidas de los ciudadanos de Tampa. En una época dominada por la codicia y el egoísmo a una escala sin precedentes, Car Credit ha adoptado una postura firme en la dirección opuesta. No cabe duda de que el trabajo que están realizando Nuevo En Us y sus grupos afiliados, con el apoyo de Car Credit, cambiará el paisaje de Tampa Bay durante las próximas generaciones.

 

Estableciendo Un Nuevo Estándar

El modelo de negocio de Car Credit, que da prioridad a la comunidad, puede estar allanando el camino para el regreso del ciudadano empresario.

 

Con tantas noticias, nacionales e internacionales, que reclaman constantemente la atención de nuestros bolsillos traseros, el mundo exterior parece estar cada vez más cerca y más pequeño. Sin embargo, con tanta atención centrada en los acontecimientos que ocurren en el mundo, es mucho más fácil ignorar las crisis que ocurren en nuestros propios patios.

Muchas empresas de éxito de hoy en día pueden caer con especial fuerza en este tipo de miopía de las dificultades. Con su atención centrada en el mundo en general, y sus prioridades firmemente establecidas en la protección de sus líneas de rentabilidad, demasiadas grandes empresas hoy en día han olvidado que su negocio está, y siempre ha estado, arraigado en la forma en que sirven a sus comunidades. En este entorno económico moderno, el enfoque empresarial compasivo de Car Credit puede parecer excéntrico e incluso un poco loco. Pero la noción no es del todo novedosa y los resultados ya hablan por sí mismos. El modelo de negocio de Car Credit es una llamada a una era casi olvidada de los negocios americanos, y puede que pronto veamos que otras empresas empiezan a seguir su ejemplo a medida que la reputación comercial y comunitaria de Car Credit sigue floreciendo bajo el liderazgo compasivo de Cuculich.

Publicado En Sin categorizar