5 pasos para limpiar y acondicionar la tapicería de cuero de tu coche

enero 6th, 2021 por

Los asientos de cuero son lujosos y prácticos. Su consistencia suave y blanda se complementa con una gran durabilidad. Si se cuida, puede seguir siendo suave y flexible a medida que pasa el tiempo. Pero si se descuida, puede ponerse rígida y agrietarse.

Refrescar el interior de tu auto extiende la vida y el valor de tu vehículo. Según el Libro Azul de Kelley, los vehículos con tapicería de cuero bien mantenidos se venden por mucho más que los que tienen el interior de tela, o los coches que han acumulado suciedad.

Incluso si no piensas vender tu coche a corto plazo, mantener la higiene de la tapicería de cuero puede ayudar a que cada viaje sea más cómodo y lujoso.

Antes de limpiar el interior de tu coche, primero tienes que elegir el limpiador adecuado para tu tapicería. Lo que puede hacer que una tapicería de tela vuelva a la vida podría dañar el cuero, y viceversa.

A continuación te explicamos cómo limpiar y conservar tu tapicería de cuero:

Paso #1: Aspirar

Al aspirar cualquier suciedad o restos de los asientos, ten cuidado de no rayar la tapicería de cuero. Tu mejor apuesta es tener una aspiradora específica para el cuidado del coche.

Nuestra aspiradora favorita diseñada para este trabajo es la aspiradora portátil para coches ThisWorks. Es liviana, tiene un filtro HEPA, e incluso se enchufa en el tomacorriente de 12 voltios de tu vehículo para que se cargue fácilmente. Mantenla en tu vehículo para una limpieza fácil en cualquier lugar.

 

Paso #2: Aplicar el limpiador de cuero

Pulveriza el limpiador de cuero que prefieras en un suave cepillo de pelo de caballo. Recomendamos usar el limpiador de cuero de Chemical Guys. Eliminar la suciedad y la mugre no sólo mejora el aspecto y la sensación de su interior, sino que prepara el cuero para absorber cualquier acondicionador que utilices después de la limpieza. Consejo profesional: Usa siempre guantes para proteger tu piel cuando trabajes con limpiadores.

 

Paso #3: Hacer espuma

Usando el cepillo, frota suavemente el cuero para activar el jabón. Esto creará una abundante espuma.

Paso #4: Limpiar la suciedad y el exceso de espuma

Usando una toalla de microfibra blanca o ligeramente coloreada, limpia la suciedad y cualquier exceso de limpiador. Cuanto más ligera sea la microfibra, más fácil será ver cuánta suciedad has sacado del cuero. Esto es especialmente útil cuando se limpia tapicería oscura.

Paso #5: Proteger con acondicionador de cuero

Aplicar una capa de acondicionador de cuero añade una barrera entre éste y cualquier suciedad o derrame futuro. También actúa como protector solar, protegiendo contra los daños del sol. Aplica el acondicionador de cuero con una almohadilla aplicadora o un paño de microfibra, teniendo cuidado de esparcirlo uniformemente sobre la superficie. Deja que se seque naturalmente o pásale un trapo limpio.

Puedes usar este mismo sencillo proceso para limpiar y revitalizar cualquier superficie de cuero de tu auto, incluyendo los paneles de las puertas o el volante.

 

 

Programa el cuidado de la tapicería de cuero en tu rutina de limpieza mensual. Para realizar limpiezas rápidas en el intervalo entre las limpiezas profundas, ten a mano toallitas acondicionadoras para cuero en la guantera o en la consola central.

Publicado En Car Care