10 Consejos Profesionales para el Cuidado de las Ventanillas de Su Vehículo

noviembre 17th, 2021 por

Aunque a menudo se pasan por alto, las ventanillas de su vehículo son fundamentales para la seguridad del mismo. Los cristales inastillables reducen el riesgo de lesiones durante las colisiones. Y la claridad del cristal ayuda a mantener la vista en la carretera. Los parabrisas y las ventanillas sucias pueden suponer un mayor riesgo de accidente, especialmente por la noche.

La visibilidad clara en la carretera es especialmente importante este mes. Según los datos federales de seguridad vial, los niños tienen tres veces más probabilidades de resultar heridos mortalmente por un vehículo en Halloween. Y el riesgo es 10 veces mayor para los niños de 4 a 8 años.

Con Halloween a la vuelta de la esquina, es el momento perfecto para asegurarse de que las ventanillas de su vehículo están preparadas para la carretera y de que puede ver fácilmente a los que piden dulces.

Aquí tiene 10 cosas que debe y no debe hacer para cuidar las ventanillas del vehículo:

Lo que debe hacer

 

  • Seque las ventanas con frecuencia para evitar las manchas de agua. Las manchas de agua se crean cuando el agua se evapora y deja restos de minerales. Para mantenerlas al mínimo, seque las ventanas después de limpiarlas e incluso después de la lluvia. Tenga un paño de microfibra en su vehículo para facilitar el secado de última hora.

 

 

  • Use un repelente de lluvia en sus cristales. Como su nombre indica, los repelentes de lluvia son barreras hidrofóbicas que repelen la lluvia (y cualquier agua que su vehículo encuentre). Los cristales tratados y resbaladizos repelen el agua. El resultado: cristales cristalinos (¡incluso en una tormenta!) y protección contra las manchas de agua.

 

 

  • Utilice un spray antiniebla. Cuando la temperatura baja o la humedad cambia, sus cristales pueden empañarse. Los cristales empañados son un peligro para la conducción. Trate sus cristales (por dentro y por fuera) con un spray antiniebla para que pueda ver con claridad, haga el tiempo que haga. Hay muchos combos de sprays antiniebla y repelentes de lluvia que le permitirán ahorrar tiempo y dinero.

 

 

  • Consiga un limpiavidrios extensible para limpiar los cristales de difícil acceso. Esto es especialmente útil para limpiar los parabrisas de los SUV o camiones. También puede ayudarle a lavar los techos corredizos.

 

 

  • Rellene el líquido limpiaparabrisas. Tanto si conduce durante una tormenta de nieve como si lo hace en la carretera, la suciedad puede acumularse en el parabrisas, reduciendo la visibilidad. Darse cuenta de que el líquido del limpiaparabrisas está vacío cuando lo necesita es más que un inconveniente; puede ser peligroso. Asegúrese de tener suficiente líquido limpiaparabrisas para poder estar seguro de que siempre podrá ver la carretera. Compruebe mensualmente el nivel del líquido limpiaparabrisas. Rellénelo si está menos de un cuarto de su capacidad.

 

Lo que no debe hacer

 

  • No olvide revisar los limpiaparabrisas y sustituirlos cuando no funcionen correctamente. Los limpiaparabrisas expulsan el agua para mantener la vista despejada. Si se encuentra conduciendo en medio de una fuerte lluvia, los limpiaparabrisas son vitales para asegurarse de que puede ver con seguridad la carretera y los vehículos que le rodean.

 

  • No utilice un producto de limpieza a base de amoníaco en los cristales tintados. Aunque el amoníaco es un gran desengrasante, puede dañar los cristales tintados. También es duro con el plástico, la goma, el vinilo y el cuero. Así que manténgalo alejado de esas zonas sensibles de su vehículo.

 

  • No limpie los cristales interiores empañados con las manos desnudas o las mangas de la camisa. Esto puede dejar rayas y marcas de la grasa en sus manos, disminuyendo la visibilidad. En su lugar, utilice una gamuza especial para ello. Guárdela en la guantera o en el compartimento de la consola central para poder limpiar fácilmente.

 

  • No lave primero los cristales cuando dé un lavado completo a su vehículo. Esto puede provocar la acumulación de residuos o productos de limpieza. Lave los cristales en último lugar para que queden claros y limpios.

 

 

  • No ignore un pequeño arañazo o grieta en su parabrisas. Podría convertirse en una grieta más grande en el futuro que amenace la vida y la seguridad de la ventana. Mande a revisar y reparar las pequeñas grietas lo antes posible.

 

 

Publicado En Car Care ES